Avances médicos

Sangre artificial, para salvar vidas

Por Gaudy Rodríguez

Desde los tiempos más remotos, el ser humano ha tenido un interés por encima de todas las cosas: "Preservar la vida por más tiempo". En su afán, ha logrado grandes descubrimientos y de la mano de la tecnología, se ha encaminado por una senda que lo lleva cada vez más cerca de su objetivo.

La sangre, es un tejido conectivo líquido, que circula por capilares, venas, arterias, aurículas y ventrículos de todos los vertebrados. Su color rojo característico es debido a la presencia del pigmento hemoglobínico contenido en los eritrocitos. Su función principal es la logística de distribución e integración sistémica, cuya contención en los vasos sanguíneos admite su distribución hacia todo el organismo. En definitiva, la sangre es esencial para la vida.

En el mundo se realizan unos 90 millones de transfusiones de sangre al año, aun así, es muy difícil encontrar donantes para llevar a cabo estos procedimientos,agregando a esto que se debe tener un tipo de sangre compatible con el receptor.

Para corregir esta escasez de donantes, varios grupos científicos del mundo buscan fórmulas para crear sangre artificial. Tras una exitosa experimentación en animales, anunciaron que en dos años más iniciarán las pruebas en humanos. Para "fabricar" la sangre, los investigadores trabajan con células madre pluripotentes, las células normales que se extraen del cuerpo humano, y con éstas, crean glóbulos rojos. En los test de laboratorio, han logrado que el 50% de las células se conviertan en células de sangre, por lo que están optimistas.

 

Conseguir sangre muchas veces es problemático, o no hay suficiente cantidad para tanta demanda, sin contar que existen varios tipos de sangre y toda la que ingresa en los hospitales debe ser analizada para detectar enfermedades como la hepatitis B y el VIH. Muchos de estos problemas podrían ser solucionados en el futuro mediante la sangre de laboratorio. Otra de las ventajas de esta sangre generada artificialmente, es su duración. En promedio, la sangre donada dura unos 120 días y no todas las células sobreviven en ese período. La sangre de células madre dura mucho más tiempo y se puede obtener en algunas semanas. Además, estará libre de cualquier agente infeccioso.   Si el ensayo resulta exitoso, el sistema podría ser replicado en muchas partes del mundo. Esto supone un verdadero avance en la misión del ser humano de preservar la vida. Un nuevo camino para "salvar vidas".

 

 

 


Comentarios
Enviar Comentario
El hecho de escribir los caracteres de una imagen ayuda a comprobar que es una persona, no un programa automatizado.

* Indica que estos campos son indispensables.

Su comentario no aparecerá de inmediato. Recibirá un correo al momento de su publicación.